La diferencia entre ser un jefe y un líder coach.

septiembre 23, 2012 19:33 by FlorenceHerrera
La diferencia entre ser un jefe y un líder coach
El jefe y el líder posee en común una característica: fijar objetivos y buscar la forma que su equipo los alcancen. La manera que cumpla su misión estigma la disyuntiva entre ambos.
 
El ser un jefe eficiente no significa ser un buen líder.Existen jefes que para obtener sus objetivos perjudican o amedrantan a la gente. Según Ronal Riggio, coautor del libro “Transformational Leadership” (Liderazgo transformacional) “Un buen líder llega a sus metas sin dejar exhausto.
 
Trata a su equipo con justicia (es decir) no engaña ni piensa en tomar atajos para salir adelante". Una corporación que acostumbra brindar retroalimentación a su equipo es un marco adecuado para que un jefe se prepare y transforme en un buen líder. Sin embargo, lo que todavía se percibe en las organizaciones de origen latinoamericano es una filosofía antigua de realizar los procesos de cierta manera y de obtener resultados no se desea cambiar.
 
Para cambiar de un jefe que siempre piensa que tiene la razón a un líder al servicio de su gente, es necesario un tratamiento de renovación. Puntos fundamentales de esa migración son la retroalimentación, iniciar a delegar renunciando a la centralización de información en una sola persona y dejar de ver a los empleados como subordinados sino como colaboradores.
 
Una ejemplificación de ambas figuras es un jefe habitualmente dice: “tengo derecho”, “puedo ocultar cosas”, “tengo autoridad”, “busco oportunidades para enriquecerme”. Por el contrario, un líder se manda por declaraciones como: “tengo que servir a la gente”, “son mis obligaciones”, “me desempeño con responsabilidad y autoridad”, “busco oportunidades para enriquecer a otros”.
 
Un líder trabaja con la parte emocional y logra un acercamiento asertivo con su personal. Por esta razón, para dirigir de esta forma se necesita cualidades que se consideran como “obvias” aunque no todos los jefes las poseen y cumplen.  Como es escuchar que aunque muchos suponemos que lo sabemos hacer, pero al analizarlo bien se percibirá que solo se oye y repite lo que la otra persona dijo.
 
Generalmente los jefes influyen para obtener los objetivos a nivel personal y colectivo, pero se quedan en el habla. Un líder coach (entrenador) no se limita a esto, es creativo y trabaja por el equipo y sus emociones por hacer que las cosas sucedan.
 
Otra cualidad importante es saber conversar, incluyendo la retroalimentación y preguntar. Un problema usual en las organizaciones es el cuestionamiento cerrado. Como por ejemplo, al momento de dar instrucciones sobre una actividad muchos jefes se limitan a solo indicar y no preguntar “¿me hice entender?”, “¿qué resumen harías tu sobre lo captado”.
 
La cultura de obediencia se ve presente en muchas organizaciones. Pero si se quiere obtener mejores resultados es bueno cambiar esa corta visión. Ya que en las empresas trabajan personas de diferentes generaciones y es complicado poder alinear a todo el equipo bajo la política del sometimiento.
 
El mercado profesional entre 25 a 30 años de edad se ha desarrollado bajo el mando de otra generación, pero siempre poseen mente libre. No le interesa quedarse hasta retirarse en una misma empresa, sino en aquella que los involucra y toma en cuenta.
 
Una compañía con líderes coach contribuye para que su gente desarrolle su talento, una parte importante para llegar a esta postura es el coaching. Este tipo de entrenamiento mejora la productibilidad del equipo.
 
Para los jefe que desean convertirse en bueno lideres deben iniciar por cumplir la regla: “No poseen agenda oculta”. Deben dar a conocer lo que están tratando de hacer y como lo están planeado para lograrlo.
Tags:
Categories: Consejos empresariales | Crecimiento profesional | El día a día laboral
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Publicaciones relacionadas
Artículos destacados